jueves, octubre 12, 2006

MAQUILA Y MALTRATO INFANTIL

Aunque sólo tenía diez años, Anahí Orozco Lorenzo cuidaba sola a sus hermanos pequeños mientras su madre trabajaba en una planta ensambladora. Como si tal responsabilidad fuera pequeña, el marido de una amiga de su madre le llevaba a su hija de tres años para que también se hiciera cargo de ella . Las noticias decían que contó a sus compañeras de escuela que se sentía triste los últimos días. No se sabe si por la gran carga que soportaba al tener que cuidar de tres niños hasta que sus madres terminaran su turno, o porque se dio cuenta de las intenciones de su depredador, el padre de la niña de tres años. El terrible homicidio ocurrió cuando éste llevó a su hija a la casa de Anahí. Sacó a los otros dos niños y a su propia hija al patio de la casa y cerró la puerta para que no pudieran entrar. Violó y estranguló a Anahí, luego prendió fuego a su cuerpo y se fue a dormir a su casa sin importarle que su propia hija estaba en riesgo de morir quemada. Los vecinos llamaron a los bomberos cuando vieron las llamas y fue posible salvar a los otros niños. El terrible asesinato de Anahí es solamente uno de los 13 que han sido perpetrados contra niños en Ciudad Juárez desde el primero de enero del 2005 a la fecha. Golpizas a manos de sus padrastros o sus padres, acuchillados por drogadictos o ladrones, violaciones, y asesinato y violación por pederastas, fueron las principales causas de las muertes de esos 13 niños.

Las noticias cada vez más frecuentes de niños maltratados salvajemente en los diarios son un foco de alarma que se debería analizar a fondo y con urgencia por autoridades y sociedad para generar respuestas inmediatas que protejan a la niñez. Las estadísticas en lo que va del año y que se han denunciado en Ciudad Juárez, simplemente espantan: 607 casos de maltrato infantil de los cuales el 46% son por omisión de cuidados; un 25% por abuso físico; un 22% por abandono; un 4% por violación y un 3% por abuso sexual. Este fenómeno es exagerado y va en aumento, pues el mes de septiembre hubo un incremento del 20% en violencia familiar. Estos casos ocurren principalmente en las capas sociales con menores recursos económicos. Las causas de esta problemática que afecta a un grupo por demás vulnerable como la niñez son multifactoriales, pero varias de ellas tienen que ver estrechamente con la maquiladora como factor de cambio en la familia. Las largas jornadas de trabajo, la falta de guarderías y los bajísimos salarios mínimos (48.67 pesos diarios o 4.42 dólares en esta zona fronteriza) causan que los niños queden solos mientras sus padres trabajan, o bajo el cuidado de otras personas, - muchas de ellas menores de edad - poniendo en riesgo su seguridad.

Es hora de que las empresas maquiladoras reconozcan su responsabilidad en los problemas de la comunidad. El precio que paga la sociedad por la generación de una riqueza que no es compartida es demasiado alto. Urge una sensibilización ante esta realidad que está afectando a los niños gravemente que resulte en acciones efectivas a favor de la niñez, posiblemente una de las mejores causas por las que vale la pena luchar.

4 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

Ya conseguiste ponerme el cabello de punta =:(

Don Melón de la Huerta dijo...

Sólo para saludar. Sin comentarios, mas que me deja mudo de impotencia que estos crímenes se lleven a cabo aquí en mi misma localidad, con esa saña, y en contra de los más indefensos. Esto no debería de suceder. No sólo deberían estar en ceros las estadísticas que mencionas; deberían estar desterradas de nuestras mentes esas abominaciones espantosas.

Lalillo dijo...

Terrible historia.
Solo que no creo que la maquiladora sea de las principales causas.
Esto pasa desde que no habia maquiladoras y en ciudades donde no hay maquiladoras.
Incluso en las maquiladoras a la hora de la contratacion se pregunta y se verifica quien va a cuidar a los hijos, y si la respuesta es de un no familiar entonces baja puntos. Yo creo que hay que condenar estos actos pero no satanizando a las maquiladoras. Yo considero que es incluso mas el abuso de trabajadores en empresas de los millonarios mexicanos, hablando de Juarez y otras ciudades del pais. Gente que se cree todavia que vive en el feudalismo.

Elpidia García dijo...

Lalillo, estoy de acuerdo contigo en cuanto a que estos sucesos no son privativos de las ciudades donde hay empresas maquiladoras y las causas, repito, son multifactoriales. De manera simplista, podríamos incluso decir que la culpa la tiene la pobreza. En mi escrito, no creo satanizar a las maquiladoras, más bien intento llamar la atención sobre la responsabilidad que éstas tienen las hacia la comunidad trabajadora que mucho da y poco recibe.
Pasa cuando gustes por aquí.