martes, diciembre 06, 2005

ERRADA POLITICA MIGRATORIA DE BUSH

El Presidente de los Estados Unidos George Bush estuvo en El Paso, Texas – la ciudad colindante con Ciudad Juárez - hace unos pocos días y las molestias que causó su visita (largas colas de horas en los puentes de cruce internacional, miles de personas perdiendo vuelos programados, cirugías- y hasta partos - en hospitales de El Paso, exámenes en la Universidad de El Paso (UTEP), faltas a trabajos y clases, o simplemente la molestia de la espera de horas en el puente, etc. ) fueron menores compradas a sus nulas aportaciones políticas a nuestros países divididos por el legendario Río Bravo. Ninguna de las circunstancias señaladas fueron importantes para el Sr. Bush (puede que alguien hasta haya tenido que nacer in “the middle of NoWhere “– camino fronterizo entre Juárez y El Paso - ). En todo caso, hubiéramos sido indulgentes en la crítica porque esperábamos que sus propuestas subsanaran estos “daños colaterales”. Imaginen al hombre de la mayor potencia mundial visitando una ciudad colindante con uno de los países en desarrollo de Latinoamérica -Big Difference, Hah? La esperanza de acá de este lado era que Bush hubiera revivido el olvidado tema del acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos que cautivó al voto latino en las elecciones del 2000 y del 2004 ensombrecido luego por la pesada capa de polvo y ceniza del fatídico 11S, día de la destrucción de las Torres Gemelas. No fue así. El discurso de Bush en la frontera más grande de México con los Estados Unidos no fue más que el mismo que ya había anunciado el 7 de Enero del 2004 en la Casa Blanca: 1. Reforzar la seguridad en la frontera (por donde se cuela en promedio un inmigrante por minuto) - para lo cual se aprobaron ya 6 millones de dólares para la lucha contra la inmigración indocumentada y el crimen en la frontera, de los cuales El Paso recibirá 367 mil 500 dólares este próximo año para ser invertidos en personal, equipo especializado y planeación – 2. Ofrecer un máximo de seis años de empleo a los indocumentados para luego invitarlos a que se larguen para siempre a su país de origen.

Sabemos que esto último es una utopía. Los indocumentados se van de su país porque saben que quedarse en el de ellos significa morirse de hambre. En México ganarían – con suerte - medio dólar al día, en Estados Unidos, 50. En Estados Unidos, cuando menos comen, en México, quién sabe. Por eso, la propuesta de George Bush está destinada al fracaso. Ningún indocumentado querrá volver a su país al terminar los 6 años. Su propuesta no resuelve el problema migratorio, al contrario, le deja una herencia compleja a su sucesor en la presidencia. Lo que los millones (11 actualmente) de indocumentados han estado pidiendo es: la legalización de su residencia permanente y la entrada regularizada de otros millones que necesitan largarse o perecer en sus propios países.

En cuanto a la partida presupuestal para la lucha contra la inmigración indocumentada y el crimen en la frontera, que ya fue aprobada por el gobernador de Texas Dick Perry, será utilizada para “coordinar esfuerzos para desarrollar planes de seguridad específicos en cada región”...que consiste en mejorar la comunicación por radio, tecnología de información, ejercicios de emergencia a nivel binacional, y en medidas legislativas para apoyar la localización y detención de inmigrantes indocumentados, así como el crimen, especialmente el narcotráfico...”

Esperábamos todos una visita de un presidente mucho más amplio de miras, más comprensivo hacia el tema migratorio... y mucho más inteligente. En esta frontera del mundo cruzan hacia la potencia más grande principalmente los desheredados de la tierra, los desesperados que ven como única esperanza hacia un norte que ofrece cuando menos lo que los demás hemos negado, los mínimos medios de subsistencia. Bush debe entender que esos NO son sus enemigos y debe voltear su mirada airada hacia otro lado antes de que las miríadas de miserables traspasen sus fronteras sin apenas resistencia.

3 comentarios:

Alberto Alvarez-Perea dijo...

Esperar política social en Estados Unidos es de soñador, pero siendo Bush presidente, es más bien una ingenuidad. Lo que es de vergüenza es que ese hombre pueda pasearse por El Paso y nadie le recuerda que robaron esas tierras a sus legítimos habitantes.

Anónimo dijo...

este es mi correo. micro_man2002@hotmail.com soy microman, saludos

Anónimo dijo...

Elpidia al entrar a tu blog me atacó un troyano, realmente no sé el por qué pero me lo puedo imaginar, tu sabes que los troyanos son virus que entran en las computadoras para espiar la actividad del usuario, al ser tu sitio uno sitio en el que se ataca al los hechos inhumanos, podemos esperar que aquellos que los cometen hagan todo lo posible para que no los podamos leer, y tienes razón, se debe luchar contra la injusticia, y una pluma hace mas daño que mil balas, te felicito por tu valor, quisiera comunicar a todos los mexicanos que se encuentran sufriendo la descriminación en un país que de alguna manera basa su economía en la explotación, que ellos pueden regresar a este su país y ayudar al crecimiento, y a la economía, que son paisanos, de Villa, de Juarez, y de tantos y tantos grandes hombres, todos ellos mexicanos, que no los necesitamos a ellos ni a sus productos artificiales, porque México está lleno de riquezas, y debemos estar unidos para el bien de nuestro país,