lunes, mayo 14, 2007

MUERE TRABAJADOR DE MAQUILA EN ACCIDENTE


Headquartered in Red Bank, NJ, Ansell Healthcare is the world's largest manufacturer of protective gloves and clothing, providing leadership in the areas of development, design, manufacturing and marketing. Ansell has led the personal protective equipment industry with "Ideas that Fit™" for more than 100 years. Our comprehensive safety solutions and product innovations have helped manufacturers across a wide range of industries reduce worker injuries and boost productivity.

Con esta declaración, abre el sitio web de la empresa Ansell.

El sábado 12 de Mayo apareció en el Diario de Cd. Juárez la noticia de una espantosa tragedia. El técnico de mantenimiento Héctor Joel Pérez Helguera, con siete años de antigüedad en la maquiladora Ansell- Edmont y de 42 años de edad, murió como resultado de las heridas producidas que le ocasionó una máquina robotizada que intentaba reparar. La nota indica que la máquina lo golpeó en la cara y pecho tan fuerte que le fracturó todas las costillas, colapsó y desgarró sus pulmones, hígado, corazón y otros órganos. Murió no mucho después de llegar al hospital por un shock hipovolémico. Los directivos de la empresa declararon que realizarían una profunda investigación del accidente a la vez que expresaron sus condolencias a la familia del trabajador, quien deja a su esposa Alejandra Ramírez de Pérez y dos hijos, Itzel y Abraham de 13 y 14 años respectivamente.

Es probable que nunca lleguemos a saber si la muerte de Joel se debió a una imprudencia de su parte, como por ejemplo una falta de seguimiento a los procedimientos de operación de la máquina, o a una falla grave en los sistemas de seguridad de Ansell-Edmont. Sin embargo, sería aconsejable que la empresa informara a la opinión pública sobre los resultados de su investigación del accidente. La comunidad de Cd. Juárez está compuesta en gran parte por trabajadores de empresas maquiladoras y es responsabilidad de éstas ofrecer ambientes seguros que eviten accidentes laborales. Cuando alguien muere como resultado de una práctica insegura, lo menos que esperaríamos es que los demás trabajadores de la empresa involucrada realicen su trabajo con la confianza de que no tendrán un accidente que ponga en riesgo sus vidas. Y el personal de las casi 250 plantas industriales de la ciudad, tendría la certeza de que las maquiladoras y los organismos gubernamentales que vigilan la observancia de las leyes en materia de seguridad, valoran la vida de los trabajadores mexicanos por encima de las utilidades y los trámites burocráticos.

Las preguntas específicas que quedan en el aire son: ¿Tenía la máquina una guarda al momento de operarla Joel? ¿Tiene Ansell-Edmont un Programa Lock-Out/Tag Out que garantiza el corte de energía y la colocación de candados antes de cualquier reparación? ¿Por qué no funcionó? ¿Realizaba la Comisión de Seguridad e Higiene auditorías efectivas al programa? Si la causa fue que Joel no siguió los procedimientos, ¿qué medidas implantará Ansell para que una máquina tan peligrosa desconecte su energía automáticamente cuando alguien intente repararla?

Sería paradójico que la seguridad en la empresa más grande del mundo que se dedica a la fabricación de guantes y vestimentas de protección sea tan poco estricta en sus medidas internas. Ha muerto un trabajador, eso es muy grave. Señores, Juárez espera sus respuestas.

Mi sentido pésame a la familia de Héctor Joel Pérez Helguera.

4 comentarios:

spadelosviernes dijo...

Espero que las respuestas sean satisfactorias. Aunque, desgraciadamente, para la familia ya no haya consuelo.
Beos

El Declamador Sin Maestro dijo...

No sé de que forma haya ocurrido este accidente fatal, mas me imagino que la única intención de Héctor era llevar el sustento a su familia. Creo que las averiguaciones se tienen que hacer de cualquier modo, y más vale que todos estemos bien pendientes de los resultados y que quienes las conduzcan esclarezcan en la medida de lo posible lo que sucedió. Me uno a la pena que embarga a esta joven familia.

Adriana Roldán adriana.roldan@delphi.com dijo...

Como dice el dicho después de ahogado el niño se tapa el pozo. aunque esto este a los ojos de todos debemos de cambiar conductas en todas las áreas es necesario que no dejemos al hay se va. Estaré al pendiente de la respuesta que de la empresa y saber que respuesta dan, por mi parte he informado al departamento de la planta donde trabajo de lo ocurrido para crear conciencia de lo que haremos para evitar este tipo de accidentes tan lamentables, una vez mas no lo debemos dejar a la ligera, porgamos a alertas a todo mundo hay que saber como actuar.

Muy interesantes tus preguntas.

Adriana

Saludos

chelis dijo...

LAS EMPRESAS ANSELL SON INSEGURAS PUESTO QUE NO HAY PERSONAS PARA CAPACITAR A LAS PERSONA DE NUEVO INGRESO, Y LAS PLANTAS SON INSEGURAS PARA LOS TRABAJADORES PORQUE EN TIEMPO DE CALOR NUNCA FUNCIONAN LOS AIRES ACONDICIONADOS MAS EN ANSELL PERRY, ES UNA DE LAS CAUSAS DE QUE LOS TRABAJADORES SUFREN DE MAREOS FRECUENTES, PUDO HABER SIDO UN CAUSAL DE ESTE ACCIDENTE