martes, abril 04, 2006

LA ENTREVISTA



Dar doble click en la imagen para leer mejor

Mientras esperaba de pie a que lo entrevistaran, Julio observó el ajetreo en las oficinas. Todos los que pasaban por allí parecían apurados y nerviosos. En la pared contigua a la sala de juntas, la fotografía de un extranjero con el pelo blanco y traje oscuro sonreía con beneplácito. Gráficas de colores con el desempeño de la empresa en todos los aspectos, llenaban la pared. Una secretaria se acercó a para decirle que en pocos minutos lo entrevistarían y lo invitó a pasar a tomar asiento en la sala de juntas. Julio se quedó solo frente a una mesa grande de mármol blanco. Más gráficas en las paredes y lemas de compromiso a la calidad. Comprobó que su camisa permanecía impecablemente blanca y con cuidado abrió su libreta con forro de piel y sacó su pluma más cara para causar la mejor impresión. Cuatro personas entraron en ese momento a la sala y eso lo sorprendió. Esperaba ser entrevistado sólo por el Gerente de Ingeniería. La entrevista comenzó.

- Buenas tardes Julio. Te presento a los gerentes de Manufactura, Calidad, y Relaciones Humanas.

- Mucho gusto a todos.

- Hemos revisado tu currículum y nos entusiasma la posibilidad de contratar a un Ingeniero Electromecánico que se graduó con titulación automática, con maestría en Electrónica, que cuenta con varios postgrados, que es bilingüe, y que además ha viajado con frecuencia a Estados Unidos a visitar clientes y proveedores. Quisimos ahorrar tiempo y entrevistarte todos juntos en lugar de hacerte perder tiempo valioso en varias entrevistas. Creemos que eres un candidato potencial para el puesto vacante de Ingeniero de Procesos. Cada uno de los gerentes aquí presentes te haremos preguntas relacionadas con los puntos que consideramos importantes para tu desempeño en el puesto. Empezaremos por el gerente de Manufactura. Adelante José Luis.

- Me gustaría conocer tu opinión sobre la implementación del MRP y de SAP en una empresa de producción de alto volumen y cuáles consideras sus beneficios y desventajas. Luego me gustaría saber cómo ayudarías en tu posición a reducir los costos en retrabajo y desperdicio.

Julio dio una amplia y detallada explicación de los sistemas y desarrolló su teoría para acabar con el desperdicio mientras sentía cuatro pares de ojos escudriñarlo por todos los ángulos. Cuando terminó, no supo cómo interpretar las sonrisas de algunos.

- Bien Julio, ahora quisiera entrevistarte yo. Como sabes, estoy a cargo del departamento de Ingeniería y el ingeniero que se contrate tendrá que reportar conmigo. Cuál es tu experiencia en Manufactura Esbelta, Kanban, JIT, FMEA’s, TPM, VSM, DOE, PLC, máquinas CP, GSM, IP y Ensamble WDM.

Julio sabía que le preguntarían eso, había trabajado en varias empresas y asistido a innumberables cursos de capacitación en la mayoría de esos sistemas, así que se lució en su exposición de la que quedó satisfecho.

- ¡Vaya! Parece que tienes una gran experiencia y eso es lo que necesita esta empresa, ingenieros bien capacitados para lograr superar los retos que se nos presentan, estoy impresionado. Me parece que ahora es el turno del gerente de Calidad. ¿Mario?

- En esta empresa la calidad es crucial, por eso me gustaría conocer tu nivel de conocimientos y experiencia en ISO 9000:2000, ISO 14000, TS 16949, SPC, GR&R, Six SIGMA, POKA YOKES, TQM, PPAP, MSA, APQP’s y además, quisiera que nos cuentes qué método usarías para iniciar un programa de mejora continua.

Habían pasado ya tres horas y media. Julio hizo un gran esfuerzo por abarcar de la mejor manera posible los temas que le solicitaron. Era un ingeniero a quien le gustaba su trabajo y logró convencer a los gerentes de que era más que capaz, pero conforme transcurría el interrogatorio y la boca se le secaba, sentía que las miradas y las preguntas aumentaban de intensidad y complejidad, como los torturadores que pierden la cordura a cada golpe que dan. Las últimas preguntas fueron de la Gerente de Relaciones Humanas.

- Puesto que tendrás unos treinta trabajadores a tu cargo si te elegimos para el puesto, estoy interesada en conocer ¿cómo planeas proceder con el personal que no logra el rendimiento esperado y con aquellos que son conflictivos? También, ya que nuestra empresa está en proceso de crecimiento, tal vez sea necesario que trabajes más allá de tu horario normal, que te llamemos para pedirte que vengas a cualquier hora que surja un problema, y que te presentes a trabajar todos los sábados. Necesitamos conocer tu punto de vista al respecto. Ah! Y olvidaba, ¿cuál es el salario que esperas?

Con sinceridad, Julio responde a las preguntas de Mary. Explicó que le gusta el diálogo con los empleados en lugar de los castigos, y manifestó que preferiría no tener que ir los fines de semana ya que se dedicaba a actividades personales que consideraba muy importantes y que esperaba un salario a la altura de su capacidad y experiencia, cuando menos igual al que le pagaban en su último trabajo. Cuando salió de allí, el sudor le había manchado la camisa blanca. Los gerentes se quedaron en la sala y decidieron no contratarlo porque no le podían pagar ni la mitad de lo que pedía, y porque en su opinión, se veía muy “blandito” para dirigir a los trabajadores. Pero sobre todo, porque no estaba dispuesto a sacrificar a la familia por la empresa.

Julio tuvo pesadillas esa noche. Amarrado a una silla, era atormentado para explicara el significado de miles de siglas que desfilaban frente a él.

3 comentarios:

Julio Suárez Anturi dijo...

Excelente historia. Lo más sensible no era el conocimiento de los procesos productivos sino la manera de relacionarse con los subalternos. En realidad pareciera que buscaban un torturador que echara a perder su vida familiar. Es un retrato de la realidad. Abrazo.

Estopósforo Interplús dijo...

Buen día:
Soy Marlon, disculpa que ocupe este espacio para una situación ajena a tu post. Sin embargo creo que es importante hacerlo.
Ya que yo no gozo de popularidad como tú en la blogosfera, te invito a que promuevas lo siguiente; si quieres, claro.
Resulta que el 1 de mayo habrá protestas en EU de parte de los inmigrantes y nosotros desde Latinoamérica apoyaremos al no consumir productos norteamericanos, ni en tiendas de cadenas estadounidenses.
Muchas gracias de antemano.
Hasta luego.

Elpidia García dijo...

Para algunas empresas, no es más importante la educación y capacidad de sus trabajadores, sino sus habilidades de capataz y su total sumisión al trabajo. Es urgente un cambio donde se respeten las metas y actividades del trabajador y cuyo salario se base en su capacidad y experiencia.

Marlon, difundiré el llamado a un día sin mexicanos. Ojalá sirva dealgo.

Saludos.

Abrazos