martes, marzo 27, 2007

HIJO DE DIOS - CORMAC McCARTHY


En Hijo de Dios, novela escrita en 1973 y editada en español en 2003 para Editorial Contemporánea, Lester Ballard es un marginado de Mountain Frog, que merodea en los alrededores de Knoxville, Tennessee. Un lugar que Cormac McCarthy, autor de esta novela conoce bien, pues vivió 30 años allí y es sabido que sólo escribe de aquellos lugares que conoce. Cormac McCarthy desgrana la historia de Lester Ballard en tres capítulos sin nombre donde el desquiciamiento de su psique se incrementa gradualmente hasta su excruciante degradación. El destino de Lester se decide cuando es abandonado por su madre a los diez años y su padre termina suicidándose. El joven Ballard entonces vagará por las cuestas nevadas de Mountain Frog escudriñando a través de los cristales de los coches donde las parejas hacen el amor, asesinando, copulando con cadáveres y conviviendo con los cuerpos en descomposición en una húmeda y fría cueva. Las aterradoras escenas de crueldad, coloreadas de sangre y pánico invaden de escalofrío y asco durante la lectura de Hijos de Dios. A pesar de la soledad de Ballard, no sentimos simpatía por él, pues Cormac no nos permite conocer lo que piensa, siente o cree y sólo nos muestra sus viles actos, como reflejo descarnado de su espíritu trastornado al límite. Una sola escena donde Lester llora dentro de la cueva, abre una pequeña ventana de su alma atormentada y con ella, nos solidarizamos por un instante con el insondable misterio de la complejidad humana.

La parquedad de los diálogos y la mínima puntualización otorgan una mayor fuerza al horror de los crímenes de Ballard. Sin embargo, Cormac se recrea - como si fuera un pintor que llena de detalles coloridos un paisaje – lo mismo en la visión de la montaña nevada, que el bosque y la nieve; la lucha entre los perros y jabalíes; las huellas en el barro; en la forja de un hacha en la fragua con una retórica portentosa .

Cormac McCarthy es un solitario autor de 74 años; huidizo, apartado de los reflectores y los micrófonos; desinteresado en darnos a conocer las motivaciones e intríngulis de su obra. Aunque nació Knnoxville, Tenessee, vive desde 1976 en El Paso. O vivía, pues en la única entrevista que ha concedido en 1992 al New York Times, dijo que posiblemente se mudaría a España, donde se casaría su hijo. Como en Hijo de Dios, los personajes de sus novelas son seres inadaptados, carentes de relaciones amorosas, de sexo y de temas domésticos. Algunos de sus críticos lo desprecian o lo comparan con Faulkner y con Joyce y hay quien dice que es el más grande escritor norteamericano. Como quiera que sea, Cormac McCarthy nos seduce y nos demuestra que es de una clase de escritores de los que ya no hay, y que no necesita mostrar la cara, presentar sus libros o dar conferencias. Sus obras tienen voz propia.

Lee la biografía de Cormac McCarthy

Reseña en Inglés de Child of God

La única entrevista concedida al New York Times en Inglés

Comentario de Ricardo Vigueras en su blog

4 comentarios:

Ruben dijo...

hola.. pase por aqui no me tengan miedo. aqui leyendote saludos

spadelosviernes dijo...

No recuerdo haber leído nada suyo. De hecho ni me suena el nombre, pero lo buscaré y ya te comentaré.
Besos

Ruben dijo...

aqui esperando tu nuevo post,miroman

El Declamador Sin Maestro dijo...

Elpidia:

Y que pasó con "Bandida"? Apenas que le iba a dar otra leída! Protesto!

Bueno, espero que hayas tenido felices vacaciones por allá en Yucatán.