lunes, noviembre 13, 2006

VOTO HISPANO CONTRA EL MURO

Contrariamente a lo esperado, los hispanos votaron masivamente por los candidatos demócratas en las elecciones legislativas en Estados Unidos la semana pasada. De esta forma mostraron su desacuerdo por la decisión del partido oficial de construir un muro de 1,126 kilómetros a lo largo de la frontera con México, además del empecinamiento de los representantes republicanos en aprobar una iniciativa que hubiese convertido a millones de trabajadores indocumentados en delincuentes, lo cual generó un clima que muchos hispanos nacidos en Estados Unidos interpretaron como un racismo disfrazado. Con suerte, los candidatos a la elección presidencial del 2008 buscarán soluciones mucho más serias para detener el flujo de migrantes. En lugar de respaldar un inútil muro de 1,126 kilómetros, que sólo empujará a los inmigrantes a cruzar a los Estados Unidos por cualquier otro lugar a lo largo de los 3,200 kilómetros de la frontera, deberían de buscarse caminos para reducir la brecha económica entre los Estados Unidos, México y el resto de América Latina. Mientras el ingreso por cápita de Estados Unidos de 42,000 dólares al año esté tan por encima de los 10,000 dólares al año en México, o de los 2,900 dólares al año en Nicaragua, no habrá muros suficientemente altos o anchos para detener el flujo de inmigrantes. Como lo demuestra el ejemplo europeo, el único camino para reducir la inmigración es una mayor integración económica, que incluya ofertas de ayuda económica condicionada a políticas económicas responsables.

Extracto de la columna El Informe Oppenheimer, de Andrés Oppenheimer, columnista de The Miami Herald y El Nuevo Herald.
El cartoon es de John Trever, Albuquerque, New Mexico

3 comentarios:

Ruben dijo...

saludos, pase por aqui no me tengan miedo. microman

Anastasia dijo...

Ud. sabe ya mi opinión cerca el asunto.. encuentro el muro algo de monstruso y como escribí en un post en mi blog no sirve para nada sino de disminuir la dignidad humana... ojala que el gobierno de los eeuu preste más atención y que se enfoque en otras cosas mientras tratando de resolver el problema de inmigración.
Un saludo (europeo) desde el norte.

Omar dijo...

Pues el otro día, platicando con un compañero de trabajo del tema, él me dice: Qué bueno que los indios no tenían minutemen ni migras cuidándoles aquí los accesos cuando se vinieron de allá de Inglaterra los ingleses. Varias otras compañeras de trabajo, que resultan ser anglosajonas y republicanas recalcitrantes, de repente se ponen a discutir de sus orígenes. Muchas veces resulta que son apenas segunda generación de descendientes holandeses o alemanes, lo cual como inmigrantes los coloca en la misma categoría de nosotros los mexicanos que vivimos aquí en E.U. Esto me parece que habla mucho del matiz decididamente racista de las medidas que el gobierno actual de por acá ha implementado. Sería bueno que recordaran de donde vienen, y que en lugar de justificar estas medidas con el pretexto de la seguridad antiterrorista, se acordaran que el fenómeno de la inmigración, desde sus inicios, es el factor que principalmente ha fortalecido al país. Además, ya ves, dicen que "el que no sabe de donde viene, no sabe para donde va..."

Gracias. Un abrazo a ti y a Ricardo.