domingo, abril 17, 2005

LA COMUNICACION EN LA MAQUILA

En frecuentes ocasiones me he preguntado si la aridez en la comunicación de carácter personal entre quienes tienen acceso a computadoras es resultado de la escasez de tiempo para preparar mensajes elaborados, la pereza de sus usuarios, su incultura o una combinación de estos y otros posibles factores. El caso es que cada día se confirma que hay que interpretar lo que el emisor quiere decir a través de una imagen o una serie de ellas, un chiste, una cadena, una parábola religiosa, etc. Se ha vuelto una desafortunada costumbre en la industria maquiladora desde hace una buena cantidad de años. Quién no ha recibido un chiste de viernes y al final la señal de humo: "Saludos! Que tengan buen fin de semana!" Es que no hay imaginación para más? Abundan los ejemplos.

Cuánto más se abreviará la comunicación y qué maneras se usarán para hacerla? Acaso inventaremos diferentes tonos de sonido para decir un te quiero, un deseo de que todo vaya bien, un qué gusto saber de ti, etc.? Ahora, esto no es privativo en los correos electrónicos, aun las agendas tradicionales están pasando de moda pues ya fueron reemplazadas por herramientas electrónicas capaces de recordar en un santiamén tus tareas, citas, y hasta tus ideas importantes sobre algún asunto. No hay necesidad más de plasmar de tu puño y letra tus asuntos pendientes. No hay necesidad ya de recordarles a tus amigos con palabras propias y de tu corazón que los estimas, que les deseas cosas buenas, que los echas de menos, que sigues aquí en el mundo y que cuentan contigo. En lugar de eso les envías señales de humo, que se desvanecen en el ciberespacio, impersonales, sin signatura y sin alma. Dónde quedaron las ideas, el debatir, el disentir o concordar y los sentimientos?

1 comentario:

Lugo dijo...

Los aspectos de trabajo seguirán siend impersonales, todos aquellos relacionados con el individuo seguiran siendo personalizados y de manera verbal o una simple palmadita en la espalda para demostrar afecto
Son aquellos ingeniosos de las computadoras los que creen que con una agenda electrónica o hacer la impresión de sus actividades lo que creen haber alcanzado a los dioses y tener el poder de estar en el pedestal.
Son ésos individuos que con afán de fastidiar la existencia hacen alarde de organizados y mandan miles de "ciber-mensajes" creyendo que el individuo al otro lado comparte lo que sienten.
En fin, la comunicación no ha cambiado, ha evolucionado pero los usuarios de tan elevada tecnologia no son capaces de entenderla de raiz,
James Martin dijo"
There is not a low technology business, ONLY LOW technology managers"

ya sabe a lo que me refiero.