domingo, mayo 04, 2008

MAQUILADORA, PAPALOTE DE LA GLOBALIZACIÓN

La industria maquiladora en Ciudad Juárez, y en todas las ciudades donde principalmente están instaladas a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos, se encuentra otra vez a merced de la recesión económica que golpea a Estados Unidos. Como frágil papalote echado a volar en los meses de las peores tolvaneras de primavera y con riesgo a que caiga en picada y se descuajaringue en cualquier momento. Las estadísticas hablan por ellas mismas:

Desde Octubre 2007 a Marzo 2008, se perdieron en Ciudad Juárez 12,995 empleos. (Horacio Carrasco. "Crisis e incertudumbre marcan el Día del Trabajo", en Diario de Juárez 1 de Mayo 2008)

Además, cuando menos 7 empresas, principalmente las relacionadas con la manufactura de partes automotrices, están haciendo convenios con los trabajadores para reducir las jornadas laborales. Según estos acuerdos la reducción en el salario que los trabajadores perciben varía entre el 50% y el 75%. Hasta 21,000 trabajadores están siendo afectados por estos convenios. Y no parece que la situación vaya a mejorar demasiado. Las expectativas de crecimiento para el sector maquilador por lo que resta del 2008 son nulas.

Como hemos visto en otros años, los efectos que la recesión del vecino país en la economía no sólo de la ciudad, sino en el país entero, pueden ser devastadores. Sólo hay que recordar que la maquiladora genera el 20% de los empleos y representa el 68% de las exportaciones nacionales. (El Diario. "Estará sector maquilador estancado todo el año", en Diario de Juárez 1 de Mayo 2008) Pero igual que en épocas pasadas, no hay estrategias que prevengan el desastre económico que nos espera. A nivel local, nuestros políticos se encuentran muy ocupados en tratar de erradicar el mal incurable del narcotráfico. Cualquiera puede ver que en todo caso, es una consecuencia de la miseria y falta de oportunidades. ¿Y las causas? ¿Quién está planeando medidas urgentes para los miles de trabajadores que se están quedando sin empleo, sin Seguro Social y con deudas? ¿Quién va a evitar que aumente la delincuencia y que los jóvenes se unan a las filas desahuciadas de los narcos? ¿Cómo se intentará detener la ola de migración y las muertes del desierto de los que se marchan?

Mientras México no sea capaz de generar empleos, la maquiladora volará a voluntad de los vientos de la globalización. Como papalote.


1 comentario:

Don Melón de la Huerta dijo...

Mientras los intereses de los poderosos estén asegurados, por medio de convenios y otros artilugios como los que describes en esta entrada, al trabajador que se lo lleve el diablo. El la lucha contra el narcotráfico también es una excusa, a mi modo de ver, para que los que empuñan las armas sigan sin perder su hueso, especialmente en estos tiempos que corren de recesión. Tengo la impresión de que las crisis de las que somos blanco constantemente bajo este sistema cada vez son peores pero como a lo mejor me equivoco, te pregunto: ¿Tenemos en la historia noticia de alguna situación similar en el pasado reciente? ¿Qué tan parecido se vislumbraba el panorama, por decir, durante la primera guerra de Irak (la mentada “tormenta del desierto,” y los últimos meses del sexenio salinista? Me parece que son cuando menos similares, pero no lo sé de cierto.