jueves, febrero 01, 2007

PRIMEROS COMPAÑEROS SOLIDARIOS EN MÉXICO

“Si la homosexualidad es una enfermedad, reportémonos enfermos gay al trabajo: “Hola, no puedo trabajar hoy, sigo gay” – Robin Tyler

Ayer, en la ciudad de Saltillo, Karla López y Karina Almaguer se dieron el "sí " y se convirtieron en la primera pareja homosexual en México legalmente reconocida mediante el Pacto Civil de Solidaridad recién aprobado en el estado norteño de Coahuila apenas este 11 de Enero. Esta figura del Código Estatal garantiza a las parejas del mismo o de distinto sexo que cohabitan en unión libre, acceso a beneficios jurídicos como herencia, administración de bienes y pensión alimenticia. Sin embargo, no podrán adoptar ni conceder la tutela de sus hijos a la pareja.

Quienes se unan bajo esta ley serán reconocidos como "compañeros solidarios", un calificativo que en lo personal, me gusta más que "matrimonio" y que se diferencia del de "compañeros civiles", apelativo para quienes accedan a la Ley de Sociedades de Convivencia del Distrito Federal que entrará en vigor en Marzo.

Con la aprobación de esta ley, Coahuila es el segundo estado de la República que legisla en beneficio de los homosexuales. A pesar de que 20 de 33 diputados del Congreso Estatal de Coahuila votaron a favor del pacto después de una intensa controversia, foros y talleres sobre marco jurídico y discriminación donde participaron diversas organizaciones de la sociedad civil, algunos legisladores estuvieron en contra "porque atenta contra la figura de la familia". Incluso, el diputado del PAN Luis Alberto Mendoza Balderas dijo en tribuna: ''Nuestro rechazo es rotundo y determinante y lo hacemos en nombre de nuestra ideología, de la familia, de Dios y del PAN''

La aprobación de esta ley representa un avance en la lucha contra la discriminación y a favor de igualar los derechos de los homosexuales y lesbianas México con el resto de la sociedad. Ojalá los 31 estados restantes tomen el ejemplo de Coahuila y el DF con la celeridad que este país requiere para la erradicación de la homofobia.

Felicidades Karla y Karina.

2 comentarios:

jody dito dijo...

a pesar de no estar de acuerdo (y no sé por qué no estoy de acuerdo, el hecho es que no lo estoy), bueno como digo; esta ley me parece mucho más racional, adecuada (o pongasé el adjetivo que se quiera)que la que aprobó el congreso de esta España que se deshace sin poder evitarlo por culpa de los ignorantes que nos gobiernan.

El llamarlos "compañeros solidarios" es más correcto que decir "matrimonio" (como en España) ¿y por qué? pues por que matrimonio tiene ya su concepto y todo el mundo sabe lo que es. Cuando aparece una figura legal que antes no existía se le tiene que asignar un nombre que no exista (se comprende ¿no?) por lo tanto el nombre adoptado por ese estado mejicano me parece de lo más adecuado. Felicito a los legisladores que han participado en esto, ¡si señor!

Don Melón de la Huerta dijo...

Pues todas las personas que quieren formalizar una relación de este carácter tienen derecho a estar juntas y a que se les reconozca legítimamente como tales, no importa que denominación tenga la "sociedad" que así se establezca. Insisto, los homosexuales son gente creativa, responsable y luchona que merecen nuestro mayor reconocimiento, ya que a las adversidades que como trabajadores se enfrentan se añade la discriminación.

Y gracias por darte la vuelta por mi espacio y por tus alentadores comentarios. Disculpa que hasta ahora haya tenido oportunidad de responder. Las cosas estan un poco más ligeras, pero sólo un poco. Aun así creo que ya hay que darle actividad...